Los hijos de Hashut según Jesús

De todas las razas del mundo de Warhammer, los Enanos del Caos son la menos popular de todas. Sus miniaturas desaparecieron del mercado, y casi se extinguieron… Pero Games Workshop nos dejó una lista con la que aún se puede jugar, y además, han ido recobrando protagonismo poco a poco. Su retorno es inminente. ¡Y buscan venganza! En este artículo, comentaré el ejército de los Enanos del Caos, así como sus reglas y cómo sacarles el máximo partido en el campo de batalla

La lista de ejército

La de los Enanos del Caos es una de las lista más potentes de todo el juego. Sus tropas son variadas, sus armas destructivas y su extraña combinación de las mejores características de los Enanos y de los Orcos y Goblins hacen al general Enano del Caos un adversario muy peligroso.

El núcleo del ejército

La base de cualquier ejército de Enanos del Caos la constituyen los guerreros, sólidas formaciones de soldados duros como rocas. Su elevado Liderazgo (nada menos que 9) combinado con su resistencia innata y su armadura, impide que huyan con facilidad. Y por si eso no fuera poco, son muy flexibles en términos de equipo: Pueden llevar hachas de batalla, para machacar a criaturas monstruosas; arma de mano, armadura pesada y escudo, por lo que no habrá quien les haga mella; o los letales trabucos, con los que son capaces de reducir a cenizas a sus enemigos, gracias a que disparan con un tipo especial de plantilla (consultad el diagrama).

Zona de fuego de los trabucos de los Enanos del Caos
Zona de fuego de los trabucos de los Enanos del Caos

La otra unidad de Enanos del Caos propiamente dichos con la que podéis contar es con los temibles Centauros Enanos del Caos. Esta unidad de élite tiene HA4, F4 y dos ataques por cabeza, y vienen equipados con Hacha de batalla, escudo y armadura ligera (pesada por +1 punto), ¡por tan sólo 20 puntos por miniatura! Lo mejor de todo es que son caballería (M20) lo que resulta un enorme ventaja sobre sus primos los Enanos, a los que pueden rodear rápidamente con su velocidad y atacarles donde más les duele.

Y aquí va algo que os va alegrar la vida: los Enanos del Caos tienen magia. Lo que oís. En su culto al Padre de la Oscuridad, los Sacerdotes-Brujos gobiernan a los Enanos del Caos con su gran dominio sobre el fuego y el metal. Aunque eso sí, no tienen 4 dados de dispersión de base. Los brujos pueden utilizar los saberes del Fuego, de la Muerte, de las Sombras y del Metal. Yo suelo utilizar el de las sombras, porque posee un par de hechizos de movimiento que pueden ser muy útiles para los lentos enanos.

¿Para qué luchar teniendo esclavos?

Los Enanos del Caos esclavizan tribus enteras de pieles verdes para luchar junto a ellos. Los guerreros Orcos, los Goblins, los Hobgoblins y los Hobgoblins Escurridizos, son las unidades de esclavos con las que cuentan los Enanos del Caos. Cada una de ellas tiene sus propias habilidades: los Orcos son buenos como apoyo directo en el cuerpo a cuerpo, mientras que los Goblins y los Hobgoblins resultan muy útiles como pantalla, y para proteger las máquinas de guerra. No obstante, todas tiene en común unas reglas que hay que saber utilizar sabiamente.

En primer lugar, los Enanos del Caos ignoran el pánico de los pielesverdes. Del mismo modo, los Orcos ignoran el pánico de los Goblins, y todos ellos ignoran el de los Hobgoblins.

Esto significa que puedes incluir una gran cantidad de ellos sin temor alguno, pues tu adversario no ganará demasiados puntos de victoria por matarlos, y si huyen, ¡Pues que huyan! Nadie les echará en falta.

La otra regla con la que hay que tener cuidado es la animosidad. Esta regla te obliga a hacer un chequeo para comprobar cómo afecta la falta de disciplina a tus tropas. A veces, puede ser beneficioso, al permitir a tus tropas avanzar con mayor rapidez. Pero tener la posibilidad de ver a tus Orcos pelearse entre ellos es algo humillante y capaz de destrozar todo tu plan de batalla.

Un último consejo: cuidado con los enanos, porque su odio hacia los pielesverdes es algo realmente letal.

Ira y fuego

¿Qué sería de los Enanos del Caos sin un buen puñado de máquinas de guerra? Aunque disponen de menos en comparación con los hijos de Grugni, eso no significa que no sean poderosas. El Lanzacohetes de Muerte es la principal. Su disparo como el de la catapulta permite herir a una buena cantidad de enemigos si disparas bien, pero es una máquina de estimación, así que no esperes dar en el blanco siempre. En lo que respecta a lo problemas, tranquilo, porque si el dado de dispersión marca un “punto de mira”, entonces el cohete girará y saldrá volando en una nueva dirección (has acertado: aún puedes hacer pupa).

El Cañón Estremecedor dispara exactamente igual (como catapulta) pero con una diferencia: su efecto especial te permite ralentizar al enemigo y evitar que dispare, por lo que tendrás más turnos de disparo. Ningún ejército debería pasar sin él.

Finalmente, el Lanzavirotes Hobgoblin. Hay poco que decir de él: muy barato, difícil de acertar con él (aunque si acierta, podrás ensartar varias filas de guerreros), y seguridad de que no va a tener problemas. Puedes incluir dos como unidad especial, y así apoyar a tus máquinas más poderosas.

Apuntes tácticos

  • Utiliza los esclavos para proteger a tus tropas importantes. Lo mejor es que si huyen, no debes efectuar chequeos de pánico.
  • Los personajes Enanos del Caos son muy duros de pelar y con un gran liderazgo. Úsalos al frente de tus unidades.
  • Sé agresivo: avanza imparablemente contra el enemigo y cúbrete los flancos con unidades rápidas (que por algo las tiene).

Bueno, aquí he intentado enseñaros cómo manejar a los enanos del caos. Os dejo por ahora, pero volveré con más ejércitos y reglas que comentaros.

Hasta pronto.